Propiedades del Albaricoque para el organismo

by admin 186 views0

Los albaricoques son dulces, melosos, aromáticos y bajos en calorías, es una tentación muy saludable que, además, favorece el bronceado. Un placer para el paladar y para la piel.

El albaricoque, también conocido como damasco o albérchigo, es el fruto de Prunus Armeniaca o albaricoquero, árbol de la familia de las rosáceas. Una familia que incluye más de 2000 especies de plantas herbáceas, arbustos distribuidos por regiones templadas de todo el mundo. Las principales frutas europeas, además del rosal, pertenecen a esta gran familia.

Dado su exquisito dulzor y su perfumada fragancia, los albaricoques se consumen principalmente como fruta fresca bien maduros. En algunos lugares se suelen deja secar sin hueso y se obtienen los conocidos “orejones”. Su mejor época, cuando más dulces y jugosos se pueden encontrar es desde la primavera a finales del verano, entre mayo y septiembre.

Propiedades del albaricoque

Esta fruta tiene un gran contenido en betacaroteno. Solo tres albaricoques proporcionan más de la mitad de la dosis diaria de este nutriente que se transforma en vitamina A en el organismo. Una sustancia que contribuye a la salud de la visión, la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y el sistema inmunológico, además te ayuda a conseguir un bonito y saludable bronceado. El betacaroteno es un potente antioxidante que previene la degeneración de las células. Esta cualidad lo convierte en un gran aliado para prevenir enfermedades cardiovasculares y tumores. Y es rico en vitamina C, otro gran antioxidante.

Valor nutricional y calorías del albaricoque

Su contenido energético es bastante bajo, posee gran cantidad de agua y escaso aporte de hidratos de carbono. Es abundante en fibra alimentaria que favorece el tránsito intestinal, regula los niveles de colesterol malo (LDL) y el azúcar en sangre.

El potasio es un mineral muy abundante en esta fruta y también están presentes, aunque en menor cantidad, el magnesio y el calcio. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso así como para una actividad muscular correcta, además interviene en el equilibrio osmótico (equilibrio del agua) de las células. El magnesio está relacionado con el buen funcionamiento del intestino, los nervios y los músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y tiene un ligero efecto laxante.

 

Con información de Agencias

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>